La familia crece: ¿ya sabes lo que te costará un bebé?

Intentar calcular cuánto cuesta tener un bebé puede resultar una tarea más que complicada por la cantidad de factores que afectan al resultado. No es ningún secreto que la irrupción de un recién nacido en un hogar provoca una revolución económica, pero no tiene la misma intensidad en todos los casos. Que los gastos sean mayores o menores dependerá de si hay que comprar o no todas las cosas que necesita un bebé: cuna, carrito, silla del coche, bañera y ropa, como mínimo; de si tomará pecho o leche de fórmula, y de si los padres trabajan y necesitan apoyo externo. Y luego están los gastos ineludibles, los que llegan para quedarse y aparecer todos los meses: productos de higiene, cremas, vacunas y pañales.

Comparar precios y opciones, siempre se puede ahorrar

En el primer caso, si te vieras en la situación de tener que comprar todos los productos del bebé, lo más recomendable es que estudies bien todas las ofertas del mercado, pues el abanico de precios es más amplio que una escala de grises. Y no dejes de revisar los sitios de venta de segunda mano, donde puedes encontrar auténticos chollos. Aun así, si no consigues nada prestado o regalado, y sin contar extras como un cambiador, calcula un desembolso importante y a veces urgente.

Respecto a las vacunas, la mayoría están cubiertas por la Seguridad Social, pero hay otras recomendadas por los pediatras y no financiadas. Y luego está el gasto más temido, el de pañales, cremas y productos de higiene, que en realidad es el menos elevado. Dependiendo, claro, de la gama de los productos que queramos. Si optamos por los de marca blanca, el coste mensual puede ser menor.

En el otro extremo, junto con la leche de fórmula, los gastos para la conciliación son los más caros. En general, el coste de la escuela pública infantil ronda los 250 euros de media, aunque puede haber grandes variaciones en función de la comunidad autónoma de residencia. 

El coste aproximado de tener un hijo o hija

Si no incluimos gastos puntuales, una respuesta aproximada (tirando por lo bajo) estaría sobre los 500 euros mensuales, a los que hay que sumar gastos esporádicos, ropa, juguetes y demás. Y eso si no se te rompe el cochecito o algún mueble. Los estudios coinciden con esta cifra, que varía en función de la edad, de la comunidad autónoma de residencia y del número de otros miembros de la familia.

Ahora que ya sabes cuánto cuesta tener un bebé, el mejor consejo que te podemos dar si estás pensando ser padre o madre es que procures ahorrar lo máximo posible antes de la llegada del pequeño. Sobre todo, para poder vivir desahogadamente en tu nueva vida. Solo necesitas un poco de organización. 

Y si a pesar de todo surgen gastos extra, más habituales de lo deseado, o necesitas un empujón para empezar a formar una familia, puedes buscar préstamos personales a devolver entre uno o varios años de forma cómoda. Los puedes solicitar online y adaptarlos a tu medida, para que la familia pueda crecer sin que tu bolsillo se encoja.