Línea de crédito

  • Una línea de crédito es una forma de financiación muy flexible

  • Muchas empresas recurren a lineas de credito como una opcion cuando necesitan dinero en efectivo en momentos específicos

  • Solicitar una línea de crédito es rápido y cómodo

Las líneas de crédito, al contrario de los préstamos y créditos online, son normalmente concedidas por entidades bancarias tradicionales.

Son muchas las empresas y trabajadores autónomos que se han visto con la necesidad de contratar una linea de credito para así poder pagar gastos en caso de no contar con efectivo suficiente en algún momento en particular.

Top 6 líneas de crédito

Todas
10.000 €
Todas
80 años
Duración 61 - 90 días
Cantidad 50 - 1.000 €
TAE 0 - 57252 %
Importe del crédito: 300 €. Intereses: 0 €. Devolución: 300 €.
Duración 6 - 48 meses
Cantidad 750 - 5.000 €
TAE 34.49 - 1221.48 %
Importe del Préstamo: 1767€ Honorarios: 2701€ Total: 4468€ Tasa de Interés Mensual: 6,4% TAE: 111% Duración: 35 meses Duración mín-máx: 6-36 meses TAE (mín-máx): 60% - 113%
Duración 61 - 90 días
Cantidad 1 - 900 €
TAE 2424.6 - 2424.6 %
Crédito de 280 € durante 25 días. Cantidad total a devolver 349,30 €. Intereses y honorarios 69,3 €. Tasa anual equivalente 2424,60%.
Duración 24 - 72 meses
Cantidad 1.000 - 40.000 €
TAE 6.08 - 17.01 %
Financiación por un importe de 8.500€ para una reforma, reembolsables en 60 cuotas mensuales de 168,20€. TAE fijo: 8,23%. TIN fijo: 6,97%. Gastos de gestión: 191,25€. Coste total del préstamo: 1.783,25€. Importe total: 10.092,00€.
Duración 1 - 30 días
Cantidad 50 - 1.000 €
TAE 0 - 216.24 %
Ejemplo 1: 300€ a 30 días. Coste préstamo: 0€. Total a devolver: 300€. TAE: 0%. Ejemplo 2: 575€ a 45 días. Coste préstamo: 221,71€. Total a devolver: 796,71€. TAE 1309%.

Consigue fácilmente una línea de crédito

Una línea de crédito es un producto financiero al que muchos empresarios, así como particulares acceden ya que es una buena forma de obtener financiación. Puedes disponer de una cantidad específica de dinero y hacer uso de este, sin pasar del límite, hasta la fecha de renovación.

Las líneas de crédito funcionan como una cuenta corriente, por lo que podrás acceder al dinero disponible siempre que necesites, durante el periodo de tiempo acordado, y que tendrás que devolver posteriormente con unos intereses asociados.

LoanScouter para conseguir un línea de crédito

Con LoanScouter, podrás acceder a nuestro comparador de servicios financieros online, que te ayudará a encontrar el que más se adapte a tu situación específica y de la manera más sencilla y cómoda. Te mostramos un listado actualizado con todos los préstamos y créditos disponibles en el mercado crediticio español, que podrás solicitar a través de un simple formulario online. 

  • Servicio gratuito y no vinculante, por lo que no tendrás que pagar absolutamente nada por utilizar nuestro comparador

  • Información detallada. Podrás acceder a toda la información que necesitas antes de contratar un producto financiero

  • Seguridad. Sólo podrás acceder a prestamistas fiables y seguros

Nuestro servicio con las líneas de crédito

4.6 de 5 basado en 72 opiniones.

Escribir opinión
Atención continuada, información actualizada y constante, compromiso profesional y personal. Me está siendo de gran utilidad.

– Sara

Muy buen servicio

– Cristian

Web que me ha parecido muy eficaz.

– María

Encuentra la mejor línea de crédito
Ver lista

¿Qué es una línea de crédito?

Es una ampliación de dinero que una entidad bancaria te proporciona durante un periodo de tiempo específico y con un límite de dinero, que es pactado en la solicitud. En otras palabras, una línea de crédito es una especie de cuenta bancaria con dinero facilitado por una entidad bancaria, a la que podrás acceder cuando necesitas disponer de liquidez.

Cómo solicitar una línea de crédito

A continuación te presentamos los pasos para solicitar tu línea de crédito.

  1. Encuentra la línea de crédito

    Con nuestro comparador, LoanScouter te ofrece un listado de los prestamistas más importantes así como toda la información necesaria para que tomes una decisión informada

  2. Haz clic en el que desees y serás redireccionado a la web del prestamista escogido

    Tan sólo tendrás que rellenar un formulario de solicitud online y enviar la documentación necesaria para verificar tus datos

  3. Aceptación del contrato

    Lee atentamente el contrato recibido, acéptalo en caso de estar de acuerdo y recibe el dinero en tu cuenta.

Preguntas más frecuentes acerca de las líneas de crédito

¿Cuáles son las comisiones y gastos de una línea de crédito?

Con una línea de crédito, tendrás que pagar intereses por la cantidad de dinero que hayas utilizado. Algunas de las comisiones e intereses asociados a las líneas de crédito son la comisión de disponibilidad, de apertura, de renovación, de estudio y de cancelación anticipada.

¿Cuál es la diferencia entre una línea de crédito y una tarjeta de crédito?

Una línea de crédito es una forma de financiación utilizada principalmente por empresas. Si eres particular, y tu necesidad de financiación es primeramente de consumo, mediante una tarjeta de crédito puedes acceder a dinero sin intereses cuando desees, y con la seguridad de que podrás devolverlo al mes siguiente.

¿Cómo devolver el dinero de una línea de crédito?

Una vez que ha terminado el periodo de tiempo que se estableció en el contrato, tendrás que devolver el importe acordado más los intereses asociados. En cuanto a las cuotas de devolución, dependerá de la entidad financiera.

¿Préstamo rápido o línea de crédito?

Con un préstamo rápido tienes que solicitar una cantidad de dinero concreta y pagar intereses asociados sobre la totalidad del importe. Además, con un préstamo vas a recibir la cantidad solicitada de golpe. Con una línea de crédito, por el contrario, tienes mucha flexibilidad a la hora de devolver el dinero y, además, podrás ir utilizando el dinero que necesites solo pagando intereses por el dinero que uses.

¿Cómo funciona una línea de crédito?

Una línea de crédito es una extensión de dinero que una entidad bancaria pone a tu disposición, durante un periodo de tiempo específico y con una cantidad límite de dinero acordado.

Funciona como una cuenta corriente con dinero de la entidad bancaria. Podrás recurrir a esa cuenta siempre que lo necesites dentro de los límites de dinero establecidos y durante el periodo de tiempo acordado. Dependiendo del dinero del que hagas uso, la entidad irá cobrando comisiones e intereses.

El funcionamiento de una línea de crédito es fácil: se hace uso de ella cuando no dispones de dinero suficiente en tu cuenta corriente. En el momento en que no dispones de dinero en tu cuenta corriente para pagar, por ejemplo, una factura, se hace uso de la cantidad de dinero que se encuentra en la línea de crédito de forma automática.

Línea de crédito para empresas

Una línea de crédito puede ser una solución ideal para empresas que aunque sean rentables, reciban ingresos no muy regulares.

Para aquellos negocios que registran ingresos una vez cada varios meses, una línea de crédito es una opción para compensar esos vacíos en los meses en los que no reciben ingresos, ayudando además a cubrir pagos previstos o inesperados.

De esta forma, la empresa podrá disponer de liquidez en cualquier momento. Pudiendo así hacer frente al pago de nóminas de los trabajadores, compra de materiales o herramientas, pago a proveedores, a pesar de no contar con liquidez propia en ese momento.

Además es una solución fácil y sencilla de manejar, ya que es como una cuenta corriente y es utilizada como tal cuando no existe saldo en la cuenta principal de la empresa.

Línea de crédito para autónomos

Como hemos mencionado anteriormente, una línea de crédito puede resultar muy útil para trabajadores autónomos que necesitan saldar algún pago en un momento en que no disponen de efectivo suficiente para hacerlo.

La entidad bancaria hace un estudio de solvencia del trabajador autónomo antes de concederle la línea de crédito. Este determinará si el solicitante va a ser capaz de hacer frente a la devolución de la línea de crédito, y además calculará la cantidad máxima que va a tener disponible. Posteriormente, las entidades pueden cobrar comisiones de estudio.

Si eres autónomo, deberás analizar la situación en la que te encuentras con el objetivo de conocer qué producto financiero se adapta mejor a lo que necesitas en este momento. Si lo que necesitas es hacer un pago imprevisto y tan sólo una vez, tal vez un crédito rápido puede ser una mejor opción.

¿Cual es la diferencia entre una línea de crédito y un préstamo personal?

Con un préstamo, podrás solicitar una cantidad específica de dinero y se establecerá un periodo de pagos en los que tendrás que ir devolviendo una cantidad concreta de dinero con unos intereses y gastos fijos. Una vez que haya terminado el periodo de pago y hayas devuelto toda la cantidad, el préstamo se extingue.

Por el contrario, con las líneas de crédito, el periodo de devolución se puede prorrogar si lo acuerdas con la entidad.

Ventajas de una línea de crédito

  • Flexibilidad y comodidad. Puedes hacer uso del dinero cómo y cuando lo necesites. El dinero estará disponible en todo momento, por lo que podrás acceder a él de forma inmediata utilizando únicamente la cantidad que necesites. Además, una línea de crédito es como una cuenta corriente, por lo que su uso es cómodo y sencillo.

  • Rapidez. La rapidez en las líneas de crédito es una de sus grandes ventajas. Al poder disponer del dinero de manera permanente, puedes hacer uso de él como si se tratase de tu propia cuenta bancaria.

  • Te ayuda a evitar impagos. Con las líneas de crédito podrás evitar los problemas que derivan de impagos, ya que esta carga los pagos automáticamente al saldo de la línea de crédito si no dispones de dinero suficiente en tu cuenta bancaria.

Inconvenientes de una línea de crédito

Las líneas de crédito a pesar de todas sus ventajas, también cuentan con una serie de inconvenientes:

  • Cobro por disponibilidad. En la mayoría de ocasiones, las entidades cobran intereses no por el dinero del que hayas hecho uso, si no por el dinero disponible.

  • Comisiones. Esta opción financiera cuenta con comisiones más elevadas que el resto de vías de financiación, por lo que es una opción más costosa.

  • Burocracia y requisitos. Ya que, por lo general, son concedidas por entidades bancarias tradicionales, la solicitud para una linea de credito cuenta con más burocracia que otro tipo de producto financiero. Además, normalmente presenta requisitos mayores para así evitar el impago asumido por las entidades bancarias.

Intereses y comisiones asociadas a una línea de crédito

Una linea de credito cuenta con una serie de intereses y comisiones asociadas. Te comentamos cuales son las principales:

  • Comisión de apertura: es una comisión que se cobra al abrir un línea de crédito a tu nombre.
  • Comisión de disponibilidad: como hemos mencionado anteriormente, las entidades bancarias suelen cobrar una comisión no por el dinero que usas, si no por el dinero que pone a tu disposición, independientemente de si lo utilizas o no.
  • Comisión por renovación: las entidades también cobran una comisión si renuevas tu línea de crédito cuando esta ha finalizado tras el tiempo acordado.
  • Comisiones de estudio: si se realiza un estudio de solvencia de tu perfil para comprobar que podrás hacer frente al reembolso, deberás pagar una comisión para cubrir los gastos de ese estudio.
  • Comisiones por cancelación anticipada: siempre dependerá de la entidad con la que quieras solicitar una línea de crédito, pero es posible que tengas que pagar una comisión si quieres devolver el dinero antes del plazo establecido en el contrato.

¿Cuándo contratar una línea de crédito?

Contratar una línea de crédito es una buena opción cuando tu empresa se encuentra en una situación de flujo de ingresos desequilibrado, es decir, necesita hacer frente a pagos regularmente y no dispone del dinero suficiente en ese momento.

Si necesitas financiacion rapida debido a algún gasto imprevisto y tan sólo en una ocasión, los préstamos personales online pueden ser una opción ideal, ya que podrás solicitar la cantidad que desees, con intereses menores y de una forma más cómoda.

Solicitar una línea de crédito

Te explicamos los pasos para solicitar una línea de crédito:

Primero rellena el formulario de solicitud que encontrarás en la página web del prestamista al ser redirigido a través de LoanScouter. Facilita la información personal y económica que te pidan para que la entidad pueda realizar el análisis financiero de nuestro perfil. Envía la documentación necesaria para que verifiquen que los datos aportados son verdaderos. Al recibir el contrato, léelo atentamente antes de aceptarlo y comprueba que todo esté correcto. Una vez lo hayas reenviado con tu firma, se te va a transferir el dinero en el número de cuenta que has facilitado.

Encuentra la mejor línea de crédito
Ver lista