La previsión de déficit del Banco de España en años venideros

La previsión de déficit del Banco de España en años venideros

La guerra en Ucrania ha desencadenado una costosa crisis humanitaria que exige una solución pacífica. Al mismo tiempo, los daños económicos causados por el conflicto contribuirán a una importante ralentización del crecimiento mundial en 2022 y se sumarán a la inflación. 

Los precios de los combustibles y los alimentos han aumentado rápidamente, afectando más a las poblaciones vulnerables de los países de bajos ingresos. En ese sentido, el Banco de España ha revisado su previsión para los próximos meses y años con respecto al déficit nacional.

El crecimiento mundial, a ralentí

Se prevé que el crecimiento mundial se ralentice, de acuerdo a las previsiones del Fondo Monetario Internacional:

  • Pasando del 6,1% estimado en 2021 al 3,6% en 2022 y 2023.
  • Esto supone 0,8 y 0,2 puntos porcentuales menos para 2022 y 2023 que lo previsto en enero. 
  • Más allá de 2023, se prevé que el crecimiento mundial descienda hasta el 3,3% a medio plazo.

El aumento de los precios de los productos básicos inducido por la guerra y la ampliación de las presiones sobre los precios han llevado a proyectar una inflación para 2022 del 5,7% en las economías avanzadas y del 8,7% en las economías de mercado emergentes y en desarrollo, lo que supone un aumento de 1,8 y 2,8 puntos porcentuales con respecto a las proyecciones del pasado mes de enero. Los esfuerzos multilaterales para responder a la crisis humanitaria, evitar una mayor fragmentación económica, mantener la liquidez mundial, reforzar el crédito, gestionar las dificultades de la deuda, hacer frente al cambio climático y acabar con la pandemia son esenciales.

Importante: Se espera que los costes económicos de la guerra se extiendan más allá a través de los mercados de productos básicos, el comercio y, en menor medida, las interrelaciones financieras. Las subidas de los precios de los combustibles y los alimentos ya están teniendo un impacto global, siendo las poblaciones vulnerables, sobre todo en los países de baja renta, las más afectadas.

La previsión económica y las cadenas de suministros contra el déficit

Cuando se produjo el COVID-19, se esperaba que el choque combinado de la oferta y la demanda provocara un drástico colapso del comercio. Sin embargo, el comercio de bienes se recuperó con bastante rapidez, aunque el comercio de servicios sigue siendo lento.

La previsión económica y las cadenas de suministros contra el déficit
Importante: Las políticas fiscales recomendadas por el Fondo Monetario Internacional deben depender de la exposición a la guerra, el estado de la pandemia y la fuerza de la recuperación. Tras una enorme y necesaria expansión fiscal en muchos países durante la pandemia, los niveles de deuda están en máximos históricos y los gobiernos están más expuestos que nunca a unos tipos de interés más altos.

Las perturbaciones en las principales redes internacionales de producción y comercio también han provocado llamamientos para reubicar esa producción en el país y contrarrestar el déficit. En este contexto, podemos concluir que los factores específicos de la pandemia desempeñaron un papel clave en la rotación de la demanda de servicios a bienes; y aunque hubo importantes efectos indirectos negativos de las políticas de contención de la pandemia en los socios comerciales, éstos fueron de corta duración, y el comercio y las cadenas de valor demostraron ser resistentes en general.

Sin embargo, para protegerse de futuros choques, esas redes internacionales de producción y comercio pueden reforzarse aumentando la diversificación, y mejorando la sustituibilidad, en el abastecimiento de insumos.

  • El comercio de servicios sigue siendo flojo, impulsado principalmente por el colapso de los viajes. Los servicios de transporte parecen estar recuperándose, aunque las interrupciones en el comercio marítimo siguen siendo elevadas.
  • El comercio en otros servicios ha sido más robusto, sobre todo los servicios de telecomunicaciones.
  • El comercio de bienes que dependen en gran medida de las cadenas de valor mundiales de valor global fue más volátil que el de otros bienes. Entre enero y abril de 2022, las exportaciones de bienes intensivos subieron un 20%, mientras que las exportaciones de otros bienes se recuperaron un 18%.
Andreas Linde
De
Andreas Linde cuenta con más de siete años de experiencia en el ámbito económico de los préstamos y conoce todo sobre ARP, préstamos de anualidades, préstamos en serie, bonos, así como otros términos relevantes en la industria de los préstamos.
LoanScouter > Noticias > La previsión de déficit del Banco de España en años venideros